_

Fueguinos, la identidad de los habitantes del extremo

Serie de 40 retratos/obra, objeto, imagen y texto, 2006/2007
Fotografía, captura digital
Impresión digital 70×90. medidas variables

Fueguinos. La identidad de los habitantes del extremo

El arraigo es quizá la necesidad vital más importante del ser humano.

Encontramos en esta formulación de Simone Weil el modo más preciso de presentar la cuestión que motiva la obra de Gustavo Groh. Esta ilumina la compleja dinámica de los procesos de arraigo y la forma en que estos se manifiestan en las representaciones identitarias en una sociedad configurada por continuas migraciones.

Deseo de permanencia y sentimiento de pertenencia son factores decisivos en la participación real y activa de las personas en la existencia de una comunidad y en la construcción de un proyecto que asegure a través del presente un lazo entre el pasado y el porvenir. Advirtiendo la relación entre arraigo e identidad, Groh indaga sobre las trayectorias vitales, los imaginarios del lugar y los ideales de los habitantes de Ushuaia con el propósito de comunicar claves para pensar los modos en que los sujetos van construyendo su propia identidad y la de su comunidad.

La dificultad de discernir una identidad colectiva es una de las formas en que se manifiesta la escasa integración social y la laxitud de las identificaciones comunes. Incluso las relaciones con el entorno natural revelan la debilidad de los vínculos de pertenencia, advirtiéndose contradicciones entre la valoración de la belleza del paisaje y los modos de uso del espacio. Las intervenciones evidencian en muchos casos un alto grado de insensibilidad ecológica -apropiación irresponsable de los recursos, despreocupación por el cuidado de las formas y los componentes del paisaje natural- como así también una falta de acuerdos sobre los “bienes comunes” -patrimonio- y los criterios de gestión.

Desde una mirada crítica el autor percibe que esta problemática compromete decisivamente el devenir comunitario y su propuesta expresa una inquietud compartida por otros fueguinos. El aporte consiste en incitar a la reflexión sobre el arraigo como una de las necesidades humanas más imperiosas y sobre las condiciones que, favoreciendo su satisfacción, posibilitan la construcción de una identidad comunitaria que se trasunte en un proyecto común de futuro.

¿Ser fueguino? El interrogante orienta la búsqueda y la producción, el diálogo con los informantes combinado con el lenguaje artístico. El resultado es una composición que tiene por protagonista al espectador, en la que desaparece la frontera entre la obra y el público y que invita a acoger la pregunta sobre “nosotros”.

María Teresa Luiz
Docente de la Sede Ushuaia de la Universidad Nacional de la Patagonia “San Juan Bosco”
e investigadora de temas de historia regional.